Hay muchas formas de cuidar y generar bienestar en la infancia, una de las que se ocupa la psicología ambiental es la de cuidar los espacios que los niños y niñas habitan. En un estudio de Stephen y Rache Kaplan sobre ESPACIOS EDUCATIVOS cuyas ventanas tenían vistas a la naturaleza, se extraía que los niños/as obtenían un rendimiento académico un 30% superior que si las vistas eran a patios de cemento, en paralelo también incrementaban su motivación y entusiasmo. LOS NIÑOS/AS PACIENTES DE UN HOSPITAL se recuperaban en mayor porcentaje si tenían vistas a la naturaleza.

Muchos de los niños y niñas hoy en día viven en urbes, rodeados de todo un mar de asfalto y cemento, pasan gran parte del día en edificios con poca o nula conexión con la naturaleza, en la mayoría de los casos los espacios naturales que existen suelen ser pequeñas zonas con césped y algunos árboles que quedan al margen del uso y disfrute de las personas, suelen tener una finalidad mas relacionada con la estética. En 2008, Louv, acuñó el término “trastorno por déficit de naturaleza” demostrando cómo la exposición directa a la naturaleza es esencial para el desarrollo humano y detalla las consecuencias negativas de no tenerlo con regularidad: obesidad, dificultad de atención, enfermedades cardiovasculares y la más generalizada: depresión. Louv también detalla los efectos positivos del contacto cotidiano con la naturaleza que nos rodea: desarrollo y potenciación de todos los sentidos, facilidad de integrar aprendizajes, enriquecimiento de la creatividad o desarrollo general de las habilidades psicológicas a través del vínculo con todo lo natural, entre otros.

Si deseamos infancias equilibradas y saludables es importante cuidar de sus necesidades básicas, porque si lo conseguimos tendremos niños y niñas emocionalmente estables, con mejor capacidad para relacionarse con el otro/a, de manera más equilibradas y respetuosa, un clima que genera mayor ilusión, motivación, autonomía, cohesión, creatividad, disfrute y una largo etcétera de ventajas.

Os dejo a continuación algunas de las ventajas que nos trae la renaturalización de los espacios para la infancia.

Espacios de conexión y equilibrio emocional.

El contacto con la naturaleza tiene impacto fisiológico y cognitivo en el ser humano. Esta demostrado el efecto restaurador del bienestar que la naturaleza tiene sobre las personas. Sensorialmente estar en un entorno renaturalizado, nos ofrece una estimulación suave y equilibrada que favorece el poder de desarrollar capacidades de observación y percepción, agudiza la intuición, y equilibra emocionalmente, entre otras cosas. Si podemos evocar algunas de las siguientes imágenes, se puede entender más fácilmente lo que se intenta explicar sobre el bienestar que ofrece la naturaleza en las líneas anteriores: la calma y placidez tocando la arena de la playa, cómo nos recreamos con el movimiento del agua del mar, o nos relajamos bajo la ducha, nos embelesa ver las llamas, o disfrutamos del calor del fuego de la chimenea, nos revitalizamos con el aire de la montaña,….

Efectos sobre la Salud.

Podríamos mencionar algunos de los beneficios que tiene para la salud estar en espacios donde podemos estar en contacto con la naturaleza:

  • Tiempo al aire libre en espacios naturales reduce la posibilidad de sufrir trastornos mentales, los atenúa, y ayuda  la sensación de bienestar y autoestima.
  • Los ciclos de la naturaleza nos enseñan  a confiar en la vida, paz y confianza en lo que va a venir, mejora la habilidad de pensar con mas claridad y lucidez.
  • Por su efecto calmante y restaurador de la atención la naturaleza es un gran aliado en los trabajos que requieren concentración elevada.
  • El sol es la mejor Fuente de vitamina D, para fijar calcio en huesos, refuerza musculatura y corazón, hígado e intestino, refuerza el sistema nervioso e inmunitario, ….
  • ….

Espacios de creatividad.

Para la infancia es clave cuidad sus procesos creativos, sin interrumpirlos y favoreciéndolos en lo posible. Cabe decir que los espacios exteriores para los niños/as inspirados en la naturaleza, no tienen estructura ni contienen expectativa, la naturaleza es equilibrada, estimula a todos los sentidos al mismo tiempo y de manera sutil, es diversa y flexible, por ello un espacio inspirado en la naturaleza no condicionará ni establecerá una forma determinada de trabajar a priori. Ni tampoco condicionará la creatividad ya que sus cualidades permiten momentos de conexión con uno mismo, permiten imaginar de dentro hacia afuera, nos sumergen en un estado donde poder fluir y crear.

Otros beneficios.

Desarrollar la actividad infantil en espacios naturales o renaturalizados brinda otros beneficios como:

  • La tierra o la arena se asocian con el mundo de la materia, del cuerpo de la densidad, el peso, la nutrición, el instinto de supervivencia, protección y seguridad. Pisar o tocar tierra o arena aporta: tranquilidad, paciencia y perseverancia. Nos brinda un espacio de descarga emocional. Estudios recientes demuestra como la agresividad es mayor en entornos donde las personas pisan cemento frente a entornos donde la personas pisan tierra.
  • Las plantas nos despiertan los sentidos con su color, belleza, aromas. Regulan la temperatura, oxigenan el ambiente y hacen de amortiguador acústico. Emocionalmente nos proporcionan bienestar y alegría. El verde nos relaja y ayuda a reducir tensión. Nos acercan al ciclo de las estaciones y en consecuencia a un ritmo sosegado, La quietud y los ritmos de los entornos naturales nos dan vitalidad, tolerancia a la frustración, paciencia.
  • La presencia de animales si no estamos muy desconectados de la naturaleza es un indicio de tranquilidad y seguridad para los seres humanos.
  • Cultivamos capacidades como la empatía, responsabilidad, conexión con la vida,…

Teniendo en cuenta todos estos argumentos no tiene sentido desarrollar espacios para la infancia donde la naturaleza no esté presente. Las fórmulas para renaturalizar los espacios en hospitales y centros educativos pueden ser muchas y diversas, dando lugar a espacios donde la relación se suaviza y es mas cálida y las relaciones personales se hacen más duraderas y de éxito. Encontramos debajo algunas ideas en entornos al aire libre y rodeados de naturaleza, espacios interiores con jardines verticales, plantas, areneros,… mascotas (estanques con peces, rincones con plantas que atraen mariposas,….)

  • https://www.facebook.com/juguetesmamielo/
  • https://twitter.com/juguetesmamielo
Patio en CEIP de Castellón.
  • https://www.facebook.com/juguetesmamielo/
  • https://twitter.com/juguetesmamielo
Cupulas geódesicas en entornos verdes, este tipo de construcción inspirado en el útero materno invita a la calma y sosiego
  • https://www.facebook.com/juguetesmamielo/
  • https://twitter.com/juguetesmamielo
Azoteas de hospitales, las grandes olvidadas. Metros y metros de espacio esperando a formar parte de nuestro día a día.
green office space by 07beach simulates park to promote productivity
  • https://www.facebook.com/juguetesmamielo/
  • https://twitter.com/juguetesmamielo
Zonas interiores de descanso donde conectar y cargar energías.
  • https://www.facebook.com/juguetesmamielo/
  • https://twitter.com/juguetesmamielo
Espacios de interior con grandes cristales al exterior, y rincones verdes que brindan intimidad y calma.
  • https://www.facebook.com/juguetesmamielo/
  • https://twitter.com/juguetesmamielo
Frutales para poder observar el ciclo anual, poder alimentarnos, y conseguir un ambiente que va cambiando con el paso de las estaciones.
Cómo hacer un estanque | zooplus
  • https://www.facebook.com/juguetesmamielo/
  • https://twitter.com/juguetesmamielo
Estanques con peces.En Mamielo, os acompañamos en la renaturalización de espacios para la infancia, especialmente en Centros Educativos y Hospitales, desde nuestra formación y experiencia en psicología ambiental. Contactanos y te explicamos más sobre esta relativa nueva mirada hacia los espacios.

0